in

Actitudes incorrectas en la relación que pueden acabar con ella

Actitudes incorrectas capaces de destruir cualquier relación amorosa.

¿Estás buscando una receta lista para hacer que una relación funcione? Lamentablemente no lo encontrarás, porque no existe. Pero, sí, hay algunas actitudes incorrectas eso puede enfriar la llama y hacer que la relación sea muy difícil. Son los verdaderos villanos del amor.

Hay muchos conflictos en la relación que surgen de interpretaciones distorsionadas de las acciones del ser querido. Se trata de actitudes impensables, a veces involuntarias, incontrolables, pensamientos que se dan en una fracción de segundos y que, si la pareja no sabe cuestionarlos, pueden acarrear graves daños en las citas, el compromiso y el matrimonio.

Los celos excesivos pueden destruir una relación

Cuando realmente amamos a alguien, sentir un poco de celos se considera normal. Sin embargo, la señal se vuelve peligrosa desde el momento en que se convierte en una preocupación constante. Si, por ejemplo, eres una persona que pasa la mayor parte del tiempo preocupándose por con quién está hablando tu pareja, dónde está o incluso qué lleva puesto, esta es una alerta de que algo anda mal.

Por lo general, esta relación de dependencia emocional que provoca celos exagerados nunca termina bien. Las personas que tienen este comportamiento no admiten la idea de que su pareja tiene otros intereses además de ellos. Quieren exclusividad en la vida de los demás. Comportamientos como este destruyen cualquier relación.

La comunicación agresiva impide el diálogo y destruye las relaciones

La falta de comunicación asertiva es otro factor que merece atención, puede poner fin a una relación sentimental. Después de todo, es el diálogo lo que garantiza la comprensión y la superación de los desafíos de la vida en pareja. Si la pareja es incapaz de hablar de sus propios intereses, sin generar agresión, o comprender y comunicar sentimientos al otro, sin generar acusaciones, entonces es señal de que la relación está en juego.

¿Eres una persona que, a través de su comportamiento, evita que su pareja critique, le cierra el acceso e impide la comunicación? Así que es mejor que reconsideres estos actitudes incorrectas para evitar destruir la relación. La única forma de superar las dificultades y permanecer juntos es estar abiertos al diálogo, sin conflictos. Si sientes que hablar es una dificultad, el primer paso es hacer ejercicio para transformar esta situación.

Cuidado con la interferencia familiar en la relación de pareja

¿Tu familia o la familia de tu novio, prometido o esposo interfiere con tu relación amorosa? Así que estad atentos. Cuando uno de los dos permite esta interferencia, puede convertirse en un problema difícil de resolver. ¿Sabes porque? Si el otro intenta detenerlo, puede parecer una ofensa. Esto puede provocar conflictos entre la pareja. Puede surgir una frase como: «amas a tu madre mucho más que a mí», un gran paso hacia los desacuerdos. Entonces, el consejo es: cuidar a los familiares es importante, pero es necesario separar lo que pertenece a la intimidad de la pareja. Se necesitan límites.

La mentira y la deslealtad pueden romper la confianza y destruir una relación amorosa

Vale la pena recordar que la deslealtad no es solo una traición amorosa. Este comportamiento dependerá de cómo esté configurada la relación. Puede ser infidelidad matrimonial, financiera o de cualquier otra actividad. Y dependiendo de la importancia que la persona le dé a esta deslealtad puede convertirse en un gran problema, dejar un gran dolor y romper la confianza. Negociar y tener siempre muy claro lo que uno espera del otro es la forma de evitar romper la relación amorosa.

El sentimiento de desigualdad es malo para la relación de pareja

¿Tienes la sensación de que en esta relación haces mucho más que tu pareja? Si no tienes cuidado, puede crecer hasta el punto de destruir la relación de pareja. Cuando uno de los dos piensa que el otro no hace tanto como él, ya sea por mantener el erotismo, la relación, el orden en la casa o los derechos y deberes, el resultado es devastador. Esta desigualdad de roles e inversión en la relación genera mucha frustración y puede disminuir gradualmente el amor entre la pareja. A veces, puede que ni siquiera se convierta en una pelea. Sucede silenciosamente.

Querer cambiar al otro es un error que puede influir en la relación

¿Y quién nunca ha cometido el error de iniciar un noviazgo con la esperanza de que ese detalle en el comportamiento del otro cambie con el tiempo? ¿Te pasó a ti? Probablemente su conclusión sea que, en la práctica, esto rara vez ocurre. Y lo peor, solo trae conflicto. Este suele ser uno de los mayores problemas cuando se trata de relaciones amorosas. Mucha gente cree que después de empezar a salir o después del matrimonio será diferente, y probablemente no será así. Para tener éxito, debes aceptar la personalidad y la esencia del otro, o saltar.

Algunos consejos prácticos para mantener una relación sana

  • Cíñete a los hechos: controla tu imaginación y si no puedes encontrar pruebas contundentes de que algo coincide con la realidad, no lo des por sentado.

  • Trata de analizar los hechos de manera integral.

  • Evita las generalizaciones exageradas.

  • Cuestiona tus conclusiones, a veces puedes estar con actitudes incorrectas.

  • Recuerda: ¡no tienes superpoderes! Tiene preguntas, pregunta! El diálogo siempre es mejor que juzgar.

Escrito por Marta Aguirre

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

¿Se puede usar maquillaje vencido? Cuidado y caducidad del maquillaje

Truco para no manchar con el lápiz de ojos