in

Los mejores aceites vegetales para el cabello: cómo usarlos y sus beneficios

Siempre que hablamos de nutrición en la agenda capilar, surgen dudas sobre qué aceites elegir porque hay una gran variedad.

Demos algunos ejemplos de los mejores aceites vegetales para el cabello, cómo usarlos y beneficios.

¿Cómo usar el aceite vegetal en el cabello?

Todos estos aceites se pueden usar de diferentes maneras, pero el uso más común es para realzar el brillo y la hidratación. Para realzar el brillo basta con añadir, en el momento de su uso, unas gotas (cinco o seis) de aceite vegetal sobre la mascarilla y aplicar sobre los mechones, dejando el tiempo adecuado para actuar.

Aceite vegetal para humedecer

El aceite se aplica directamente a los mechones, mechón a mechón, y se deja actuar más tiempo, y para una humectación más profunda se recomienda dejar actuar toda la noche, lavando las mechas con champú y acondicionador a la mañana siguiente.

Ten cuidado al elegir aceite vegetal

Un cuidado muy importante es elegir y usar solo aceites vegetales 100% puros, ya que solo el aceite vegetal trata el cabello. La gran mayoría de los productos vendidos son una mezcla de aceite vegetal y aceite mineral, y esto no tiene ningún valor ya que el aceite mineral daña el cabello y no debe usarse. Mucha gente usa aceite mineral y piensa que su cabello es más bonito, y eso es porque este tipo de aceite maquilla muy bien, dando la impresión de que se está cuidando bien el cabello cuando no lo está. Es decir, ¡es pura ilusión!

Por eso, opta siempre por aceites vegetales 100% puros, que realmente tratan el cabello, aportando una serie de beneficios para el cabello.

Los mejores aceites vegetales para usar en el cabello

Aceite de coco

Es un gran aceite para hidratar, especialmente para aquellos que tienen el cabello más grueso, encrespado o rizado, ya que es más grueso, más concentrado y más fuerte, y puede pesar en los mechones más finos.

El aceite de coco es rico en vitaminas y triglicéridos de ácido láurico, actuando como agente hidratante y nutritivo, y también ayudando a regenerar el cabello.

Es uno de los aceites más usados, ¡principalmente porque no es caro!

Aceite de oliva

¿Conoces el aceite de oliva que tenemos en casa? Bueno, es uno de nuestros favoritos, hablamos mucho de él aquí. Si es virgen extra, ¡puede y debe usarse en el cabello!

El caso es que el aceite de oliva contiene gran cantidad de ácidos grasos, además de escualeno y fosfátidos, evita que los mechones se enreden, aumenta el brillo, deja el cabello más suave y previene la sequedad.

Aceite de aguacate

Aquí hay otro aceite que me gusta mucho, ¡porque es un verdadero bálsamo para el cabello!

El aceite de aguacate es muy rico en aminoácidos, que son esenciales para el cabello, así como en vitaminas, incluida la vitamina A, importante para el crecimiento, y la vitamina C y E, que ayudan a proteger el cabello. Además, es rico en diversos minerales y ácidos grasos, lo que garantiza un alto poder hidratante, nutritivo y emoliente.

Aceite de cálamo

El aceite de cálamo es ideal para combatir el frizz y ayuda mucho a dar forma a los mechones, siendo muy adecuado para cabellos rizados y sin “forma”. Además, sella las cutículas, protege el cabello de las agresiones, nutre y regenera.

Aceite de ricino

Otro aceite maravilloso es el aceite de ricino. Ayudará a combatir diversas dolencias del cabello, entre ellas aquellos problemas del cuero cabelludo como caspa, heridas, alergias.

Debido a que es antifúngico y antibacteriano, al pasar el aceite vegetal de ricino, se realiza una limpieza del cuero cabelludo y una acción para eliminar todas las bacterias que están causando cualquier tipo de males que puedan resultar en daño a tu cabello.

Aceite de jojoba

Es un aceite que posee una acción emoliente, reparadora, humectante y estimulante, que nutre y restaura en profundidad el cabello.

Además, da brillo al cabello, combate la caspa y reduce el exceso de grasa del cuero cabelludo, ya que regula las secreciones glandulares.

Uno de los usos más aclamados de óleo de jojoba es precisamente para tratar el cuero cabelludo, regulando la grasa, disolviendo el sebo allí depositado y, así, contribuyendo a acabar con la caída del cabello.

Para quienes tienen graso el cuero cabelludo, este aceite es una gran alternativa, ya que es lubricante y humectante, pero sin dejar rastros de untuosidad.

A las chicas con cabello graso y mixto, que encuentran el aceite de coco demasiado graso, ciertamente les gustará este aceite, que no “pesa” tanto en el cabello, pero nutre muy bien.

Aceite de hibisco

Es rico en vitamina C, que estimula la producción de colágeno (cadena de aminoácidos que le da fuerza a tu cabello), asegurando un crecimiento saludable del cabello. Es rico en aminoácidos que nutren el cabello, fortalecen las raíces y mantienen el cabello brillante y saludable.

Todos estos aceites se encuentran fácilmente en tiendas de productos naturales o artesanales, así como en farmacias, o vía internet.

Marta Aguirre

Escrito por Marta Aguirre

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Cómo acabar con la flacidez

Micropigmentación 3D: cómo funciona